Cambia la decoración de una pieza infantil a juvenil

Nuestros hijos crecen y necesitan que su pieza lo haga con ellos. Es primordial que quitemos de su habitación todos los elementos infantiles que ya no necesite.

 

UN ESPEJO NUEVO

No importa que sea chico o chica, en la adolescencia todos pasamos más tiempo frente al espejo que durmiendo. Así que ponle un espejo en el que se pueda mirar todas las veces que quiera sin monopolizar el baño de casa.

NUEVA ETAPA NUEVOS COLORES

Pintar las paredes de otro color o quitar el papel o dibujos de la pared va a dar un giro a la decoración de la habitación y una oportunidad para que tus hijos muestren sus gustos y personalidad.

LOS MUEBLES

Puedes pintar los muebles de color blanco si quieres seguir utilizándolos. Incluir unos cojines grandes da la apariencia de tener un sofá dentro de la pieza.

YA NO DUERMO AQUÍ

Lo más seguro es que no quiera dormir en una sábana de monitos. Cambia por sábanas blancas o de colores neutros que te permitirán jugar con el nuevo color de las paredes.

UN RINCÓN PARA ESTUDIAR

La mejor ubicación para el escritorio es cerca de la ventana, ya que la luz natural es más relajante y ayuda  a la concentración.