Claves para una postura correcta en la oficina

Debido al ritmo de vida sedentaria que llevamos sentados frente a una pantalla, el dolor de espalda y todos los males que derivan de una mala postura en la oficina se han convertido en un mal común.

  • La importancia de la silla: Es importante tener una silla que se adapte a nuestras necesidades pudiendo regular la altura y el respaldo para que la zona lumbar quede sujeta.
  • Pecho recto: Hay que procurar mantener el pecho recto con la espalda pegada al respaldo.
  • Espalda apoyada en el respaldo: Mantener la espalda pegada al respaldo de la silla es una de las correcciones más básicas para mantener una buena postura. Así, la columna estará recta.
  • Las rodillas deben estar a la misma altura que las caderas: Lo ideal en la postura de escritorio es tener las piernas separadas y apoyadas en el suelo.
  • Cabeza y cuello rectos: Para evitar dolor cervical colocar la pantalla del ordenador a tal altura que no será necesario agachar la cabeza para trabajar.
  • Pantalla del ordenador a 45 centímetros: En relación con el punto anterior, la separación ideal entre la pantalla y nuestra cara es de 45 centímetros, además de estar colocada a la altura de los ojos para evitar inclinar el cuello.
  • No levantar los hombros para teclear: Lo ideal es poder mantener los codos flexionados sobre la mesa con un ángulo de 90 grados y los hombros relajados.